Ultima Parte 3. Drogas que pueden hacerte perder la consciencia

Ultima Parte 3. Drogas que pueden hacerte perder la consciencia

Autora: Adriana Espíndola

PAÍS: COLOMBIA

El uso de sustancias para abusar sexualmente de mujeres y de hombres, son parte del estilo de vida que esta sociedad ha elegido y que implican altos niveles de violencia, pues lo que no se puede obtener racionalmente, en forma que implique al acuerdo de las partes, se toma por la fuerza, se arrebata, se impone en todos los ámbitos de la vida.

La guerra, el homicidio, los genocidios, la desaparición de personas, la trata de personas, la violencia contra las mujeres, tienen este común denominador. Somos una especie altamente violenta y más, porque hemos edificado a este mundo sobre enormes mentiras, sobre el cual, no puede resultar más que una vida como la conocemos: un exterminio interminable; baste ver la Historia humana para saberlo.

Por lo tanto, hasta nuestras formas de diversión están deshumanizadas, carentes de verdadero contenido evolutivo, humano, de recreación de la persona. Una fiesta sin alcohol y drogas es casi impensable, es difícil divertirse sin sentirse evadido, aturdido, buscando un efecto diferente a una realidad que abruma. Una pareja que se conoce en un bar, en un antro, difícilmente pueden tener perspectivas serias o de comunicación real. En un antro los decibeles de sonido obligan a las personas a gritar para poder comunicarse y así es casi imposible conocer al otro o tener una breve semblanza de su forma de pensar si el grito es el medio de hacerse escuchar. Buscamos efectos, por eso las luces, el humo, los olores, las bebidas, las drogas que discurren en abundancia en esos medios. Desde niños, las caricaturas nos enseñan que determinada sustancia, piedra, energía, nos hacen héroes, poderosos, invencibles. Cuando crecemos, eso que comprendimos de niños, lo encontramos en las drogas y hacen una adaptación en nuestras vidas.  No hemos logrado formas sanas de convivencia y para conocer personas, casi siempre, los jóvenes deben acudir a este tipo de centros.

Hay museos, exposiciones de arte, bibliotecas, parques y jardines, pero ante el embate de la delincuencia, no son centros comunes para conocer a nadie.  Las opciones para divertirse o hacer relación están circunscritas a este mundo consumista, adictivo y enajenante; por eso es común que haya quien cae en estos lugares presa del abuso de otros.

 

Con este artículo damos fin a esta serie de tres artículos que llevan por tema el uso de sustancias que pueden hacer perder la consciencia a una persona. Esta tercera parte tiene como objetivo hacer recomendaciones preventivas para evitar ser víctima de estas conductas antisociales:

  1. No consumas bebidas alcohólicas en donde tengas la mínima sospecha que pueden disfrazar alguna sustancia o adulteración.
  2. Si acudes a algún centro de esparcimiento o diversión acude siempre en compañía de otros a quienes tengas gran confianza. Asiste en grupo.
  3. Al primer signo de que has sido intoxicada, pide apoyo a quien tienes confianza.
  4. No aceptes bebidas destapadas o ya servidas y si te alejas de tu mesa, ya no consumas esa bebida que descuidaste.
  5. No aceptes invitaciones de personas que apenas acabas de conocer, ni de bebidas ni a situaciones que te aparten de los demás.
  6. Ten en cuenta que siempre que acudes a este tipo de lugares puedes ser una víctima propicia. No bajes tu nivel de atención.
  7. Si eres hombres piensa que tras de una bella mujer desconocida que se te insinúa puede haber un plan concertado para drogarte.
  8. Evita ser abordado por alguien que no conoces, pues es posible que quiera hacerte entrar en contacto con sustancias de efecto inmediato como la escopolamina.
  9. No te traslades en cualquier vehículo de servicio; si no tienes auto propio elige una compañía de servicio de taxis segura.
  10. No permitas que te aborden pidiéndote una dirección o dándote un papel para que les digas dónde está una dirección
  11. Ten cuidado de quien vende perfumes en la calle o quiere darte a probar u oler algún perfume; es algo peligroso y te hace altamente vulnerable.
  12. Si alguien se acerca queriendo limpiarte algo con un pañuelo, toma distancia y no permitas que se acerque a ti esa persona.
  13. Si te es posible, evita esos lugares y busca lugares sanos de convivencia, convive en familia y con personas conocidas a las que tienes confianza.

¿Por qué todas estas prevenciones? pues porque las sustancias reseñadas en los artículos anteriores son letales y de fácil administración, dejando a las personas en completo poder de sus agresores.

La prevención es primordial para vivir seguros.

 

Con esto termino esta trilogía,

invitándote a conocer nuestra oferta académica que te prepara para ser un profesional en este y otros temas formativos. Visita:

https://somefodesc.org.mx/courses

 

administrador

Deja un comentario