El método científico aplicado a la criminología

El método científico aplicado a la criminología

El objeto de estudio de la criminología como limitante metodológica

AUTORA: Norma Alicia Leyva Villarreal

RESUMEN
Todas las ciencias basan sus teorías, leyes y principios, en la investigación, a través de la historia la calidad de ciencia de la criminología ha sido fuertemente discutida, sin embargo, en la actualidad como ciencia que estudia al delito pretende dar soluciones factibles que no solo disminuyan los índices delictivos, sino que permitan prevenirlo mediante predicciones objetivas, la criminología no adivina, simplemente observa, induce, formula hipótesis, experimenta y obtiene resultados que le ayudaran a plantearse conclusiones para cada caso. A partir de la recopilación de información y el análisis de los diversos puntos de vista, puede deducirse que la criminología cuenta con un método científico empírico e interdisciplinario. Ningún objeto de estudio de la criminología la limita metodológicamente, pues en realidad actualmente las ciencias sociales sirven de apoyo para un gran número de disciplinas consideradas formales o exactas.

I. Introducción

La historia de la ciencia puede remontarse al origen del hombre, por lo tanto, la investigación es también parte de la génesis del desarrollo humano. Las ciencias sociales realizan uno de los papeles más importantes al estudiar precisamente a los individuos en su actuar social, es parte de nuestra naturaleza el deseo de conocer todo lo que nos rodea, incluyendo a las personas que componen nuestros diversos grupos sociales, es así que, hablando sobre criminología, desde el momento en que el primer hombre se interesó en el porqué de la conducta antisocial de otro individuo, apareció la investigación criminológica, quizás en su origen se trataba únicamente de curiosidad, pero hoy en día, es una de las mejores formas para detectar, corregir y prevenir la conducta antisocial directamente relacionada con el fenómeno de la delincuencia. Todas las ciencias basan sus teorías, leyes y principios en la investigación, pero para que ésta de frutos, es necesario un procedimiento que nos guie desde la observación de algo peculiar hasta la creación de nociones que ayuden a ampliar o generar nuevo conocimiento, este procedimiento se denomina método científico. Por supuesto, para que las teorías presentadas por la criminología no carezcan de valor, es necesario que los investigadores utilicen un método científico; el objetivo de ésta investigación es precisamente delimitar el método o métodos aplicables a la criminología, y además saber si ¿Todas las ciencias que tienen por objeto de estudio la conducta humana deben ser consideradas como incapaces de producir conocimiento útil para otras disciplinas? ¿La criminología es limitada metodológicamente por su objeto u objetos de estudios? La importancia de dar respuesta a estos cuestionamientos es grande, pues se trata de temas que acompañan a la criminología desde sus orígenes, en esta ocasión, se utilizaran las fuentes de información referidas para dar respuesta a las interrogantes planteadas.

II. Método científico aplicado a la criminología

A través de la historia la calidad de ciencia de la criminología ha sido fuertemente discutida, pues ha habido autores que no la consideran más que un conjunto de conocimientos, Edwin Sutherland por ejemplo, la definía como un «cuerpo de conocimientos relativos a la delincuencia y al crimen como fenómenos sociales. Incluye dentro de este campo de acción el proceso de elaboración de las leyes, de la violación de las leyes y de la reacción ante la violación de las leyes» (Rodríguez, L., 1981 p. 12), también hubo aquellos que la consideraron como una súper ciencia y desde luego quienes aceptaban su carácter científico, por ejemplo Jean Pinatel, Enrico Ferri, Cesare Lombroso, etc., es decir, tomó un largo camino para que ésta ciencia fuera considerada como tal.
En la actualidad, la criminología es una ciencia que estudia el fenómeno de la delincuencia a fin de comprender el porqué de la misma, intentar prevenirla y disminuirla, tomando en cuenta las implicaciones jurídicas pero desde un punto de vista más humano y social. Considerando en primer lugar, que el método científico se define como un proceso sistemático a seguir en toda investigación científica a fin de ampliar o crear el conocimiento, y en segundo, que la criminología es puramente empírica e investigativa tenemos que efectivamente, cuenta con un método, ahora lo importante es determinar cuál es el más adecuado.
Como ciencia que estudia al delito pretende dar soluciones factibles que no solo disminuyan los índices delictivos, sino que permitan prevenirlo mediante predicciones objetivas, la criminología no adivina, simplemente observa, induce, formula hipótesis, experimenta y obtiene resultados que le ayudaran a plantearse conclusiones para cada caso. Es precisamente este último uno de sus aspectos más criticados, pues se dice que no descubre leyes de aplicación universal al ser el delincuente su principal objeto de estudio, pero he aquí la cuestión, si bien es cierto el ser humano es un ser cambiante y capaz de evolucionar, tiene tendencias a seguir patrones conductuales, los motivos son diversos, pero lo importante es explicar que las ciencias encargadas de estudiar la conducta humana, como es el caso de las ciencias sociales, también son aptas para producir conocimiento útil y aplicable en otras disciplinas.

Existen un gran número de ciencias encargadas de estudiar al ser humano, dentro de este universo se agrupan también las que específicamente se centran en la conducta del hombre, por mencionar algunas tenemos a la psicología, psicopedagogía, antropología, sociología, ciencias políticas, etc., realmente hay un gran número de ellas, no obstante, no todas se enfocan en la conducta antisocial, ese es el deber de la etiología criminal, criminología, victimología, entre otras, debe aclararse que la criminología gracias a su gran interdisciplinariedad sigue, en palabras de Rodríguez Manzanera, el método propuesto por Rene Descartes: “No admitir jamás nada por verdadero que no conociera que evidentemente era tal; dividir cada una de las dificultades que examinara en tantas partes como fuera posible y necesario para mejor resolverlas; conducir por orden los pensamientos, comenzando por los objetos más simples y más fáciles de conocer para subir poco a poco, como por grados, hasta el conocimiento de los más compuestos y aun suponiendo orden entre aquéllos que no preceden naturalmente unos a otros; y hacer en todo, enumeraciones tan completas y revisiones tan generales que tuviese la seguridad de no omitir nada” (Rodríguez, L., 1981). W
ael Hikal nos recuerda en su obra Criminología psicoanalítica, conductual y del desarrollo (2005), que la interdisciplinariedad de la criminología le permiten valerse de los métodos científicos de sus ciencias auxiliares o aquellas a las que auxilia. Destacando así varios métodos previamente utilizados en la investigación criminológica:

  • Método Positivo

“Es el estudio a profundidad del criminal y sus circunstancias, atiende a causas sociológicas, psicológicas y biológicas que le permiten tener un estudio integral del sujeto antisocial” (Peláez, M., 1976).

  • Método clínico

Aplicable en el área de la criminología clínica, se estudia a profundidad a una persona, tomando en cuenta sus antecedentes genéticos y procesos anatomofisiologicos que dan origen a fenómenos y factores biológicos predisponentes al delito.

  • Método histórico

Útil en estudios multifactoriales, en donde se estudie la historia de vida del individuo hasta llegar al momento en que cometió un delito o mostro signos notorios de conducta antisocial.

  • Método inductivo

Se aplica en estudios en donde se investigan casos particulares hasta llegar a la formación de un fenómeno general, indagando en cada caso qué hecho antisocial se cometió, los factores y las causas que detonaron la conducta. Útil para la elaboración de leyes y cambios en la política criminológica.

  • Método deductivo

Es contrario al método inductivo, pues en estos estudios se parte de fenómenos generales hacia casos particulares, igualmente se toman en cuenta factores y causas, sin embargo, el factor se toma como medida general y la causa como particular.

  • Método sociológico

Solis Quiroga nos dice que “este método se basa en la observación de las realidades; dentro de ellas se identifica y participa el investigador, aprovechando su propia experiencia o experimentando, y tiende hacia una interpretación explicativo-comprensiva” (1985, p. 17).

Sin embargo, en el presente haremos hincapié en la aplicación de dos métodos en específico:

  • Método experimental

Útil para las ciencias empíricas como la criminología y las ciencias sociales en general, se basa en la observación del objeto, problema o fenómeno, se buscan patrones, se experimenta con las condiciones que lo propician, y vuelve a observarse si efectivamente los patrones observados se cumplen, se explican causas y efectos.

  • Método científico tradicional

Método en el que se observa el objeto, problema o fenómeno de estudio, a partir de la observación se formulan diversas preguntas, se formulan hipótesis, se experimenta para intentar probar las hipótesis, se obtienen e interpretan los resultados y se elaboran conclusiones.

Se apoyan los métodos experimental y tradicional no por ideas convencionalistas o conservadoras, sino para intentar probar que la conducta antisocial, el delito, el delincuente, la víctima y ninguno de los objetos de estudio de la criminología tienden a limitarla metodológicamente, por el contrario, se adaptan a su carácter empírico.

Además se reconocen como faces de la investigación criminal:

  1. Conocimiento del hecho, realizado por la ciudadanía o las autoridades.
  2. Comprobación del hecho por parte de las autoridades para garantizar que no es un falso informe y que en verdad se trata del hecho informado.
  3. Realización de diligencias preliminares y posteriores al conocimiento del hecho.
  4. Formulación de hipótesis por parte de grupo interdisciplinario.
  5. Planear los métodos de investigación.
  6. Recopilación y obtención de fuentes de información por parte de los investigadores.
  7. Selección de las fuentes de información.
  8. Manejo adecuado de los informantes seleccionados.
  9. Realización de las entrevistas por parte de expertos en el tipo de entrevista aplicado.
  10. El grupo interdisciplinario analiza la información obtenida.
  11. Esquematización de relaciones.
  12. Elaboración del informe y expediente del caso.

III. Materiales y métodos

En el presente proyecto de investigación se utilizaron como materiales las obras literarias incluidas en el apartado de referencias. En el método se observó para identificar el método científico de la criminología, se realizaron preguntas sobre el mismo, se formularon las hipótesis sobre si su objeto u objetos de estudios limitan a esta ciencia metodológicamente y si existe un único método aplicable a la misma, se buscó información que pudiera explicar estas hipótesis, se obtuvieron resultados y se elaboraron conclusiones al respecto.

IV. Resultados

Son numerosos los autores que mencionan tanto el carácter empírico como la cualidad interdisciplinaria de la criminología, a partir de la recopilación de información y el análisis de los diversos puntos de vista, puede deducirse que la criminología cuenta con un método científico empírico e interdisciplinario, en el que se incluyen las doce fases de la investigación.
Encontramos además que ésta ciencia se enfrenta a problemas y fenómenos reales, en razón de los cuales formula y comprueba hipótesis, así que en realidad el método científico general puede también ser perfectamente aplicado a las investigaciones criminológicas. La naturaleza observadora, analítica y experimental de la criminología le permite producir conocimiento útil para otras ciencias, a pesar de lo que pueda creerse su conocimiento no se limita a las ciencias sociales, sino que traspasa estas barreras para formar parte auxiliar incluso de algunas ciencias exactas.

V. Discusión

a) Método científico empírico aplicado en la criminología.
El método científico empírico o experimental es sumamente útil para la criminología puesto que requiere de una profunda observación, búsqueda de patrones en el fenómeno u objeto estudiado, pruebas para intentar repetir de forma artificial estos patrones y finalmente comprobación para saber si efectivamente se logró descubrir una peculiaridad en los observado, una posible solución o la forma de evitar que esto suceda, solo de esta manera puede decirse que realmente se conoce lo observado. Esto es precisamente lo hecho por la criminología, se estudia a un individuo o grupo social, se buscan patrones de conducta, se intentan explicar las causas y factores determinantes en estos patrones, se intenta repetir o provocar artificialmente los patrones observados y finalmente se compra si efectivamente las causas y factores señalados son ciertos, de esta manera no solo se logra explicar la conducta antisocial, sino también corregirla y prevenirla.

b) Método científico interdisciplinario de la criminología.
El método interdisciplinario no es una clasificación dentro de los métodos científicos, en realidad es una cualidad que las ciencias sociales (incluida la criminología) comparten, debido a que se apoyan unas en otras para lograr funcionar adecuadamente, por ejemplo, la criminología requiere de la psicología, antropología, sociología y el derecho, entre otras, por lo tanto los métodos científicos aplicados a estas ciencias pueden ser útiles en la investigación criminológica cuando se tratan temas que incluyan a las ciencias auxiliares de la criminología. Cierto es que quizás no en todos los casos sea posible aplicarlo, pero con ciertas modificaciones y adecuaciones no deben existir limitantes.

c) Método científico tradicional.
Por método científico tradicional, se entiende a aquel que aplica observación, inducción, formulación de hipótesis, experimentación, obtención de resultados y conclusiones, en realidad estos principios básicos pueden ser muy útiles para la criminología en su área de investigación pues se trata de una ciencia basada en la razón y observación, ninguna de sus teorías y leyes se encuentran fundadas en creencias, aun cuando el criminólogo utilice su instinto siempre intentara probar científicamente todo lo que haya deducido.

d) El objeto de estudio de la criminología como limitante metodológica.
A lo largo de los años, como se mencionó anteriormente, el carácter científico de la criminología ha sido discutido, pero también se han criticado sus métodos y teorías, esta ciencia estudia no solo al delito como fenómeno social sino que también trabaja con el delincuente, la víctima, la sociedad afectada por una conducta antisocial y por supuesto, todos los tipos y grados de conducta antis social, por ello, se dice que cuenta con grandes limitantes metodológicas pues sus objetos de estudio son sumamente cambiantes y por tanto, sus resultados pueden ser inextensos e imprecisos, no obstante, el auxiliarse de otras ciencias, proponer teorías multifactoriales y ser observadora del origen del carácter y personalidad humana, se entiende que sus teorías van a evolucionar conforme el ser humano lo haga, la criminología adecua sus principios a la época en que la humanidad se encuentre, es una ciencia que fomenta el cambio y rechaza ideas preconcebidas.

VI. Conclusiones

Con base a lo expuesto en los resultados y discusión, pueden darse las siguientes conclusiones en cuanto al tema del método científico aplicable a la criminología:

  1. Al ser una ciencia empírica la criminología puede hacer utilidad del método experimental, ya que esto le ayuda a obtener información verídica y comprobable a través de la estadística y otras disciplinas,
  2. Además, tomando en cuenta que también tiene la cualidad de ser interdisciplinaria, puede valerse de los métodos científicos de otras ciencias, dependiendo del caso que se trate,
  3. Así mismo puede utilizarse el modelo clásico de método científico, pues sus elementos básicos sirven de gran apoyo en las investigaciones criminológicas cuando se aplican las doce fases de la investigación criminal,
  4. Y por último, ningún objeto de estudio de la criminología (conducta antisocial, delito, delincuente) tienen por qué limitarla metodológicamente, pues en realidad actualmente las ciencias sociales sirven de apoyo para un gran número de disciplinas consideradas formales o exactas.

Referencias

Rodríguez, L. (1981). Criminología. Editorial Porrúa. México, D.F.

Hikal, W. (2005). Criminología psicoanalítica, conductual y del desarrollo. Editorial Elsa G. De Lazcano. México.

Hikal, W. (2007) Introducción al estudio de la Criminología. Editorial Elsa G. De Lazcano. México.

Zavala, S. (2012) Guía a la redacción en el estilo APA, 6ta edición. Universidad Metropolitana. Buenos Aires, Argentina.

Sáenz, D. & Tinoco, Z. (1999). Introducción a la Investigación Científica. Universidad de Costa Rica, Revista Médica. San José, Costa Rica.

Castaignede, J. (1995). Introducción general sobre los métodos de investigación en ciencias sociales y en criminología. Revista Cuadernos de Sección, derecho. Vol. 9.

Peláez, M. (1976) Introducción al estudio de la Criminología. Editorial Depalma. Argentina.

administrador

Dejar una respuesta